La decoración de toda la casa y del ambiente de trabajo, resultado del verdadero Made in Italy

Soluciones que multiplican las posibilidades compositivas, la máxima expresión de libertad a la creatividad, tecnología de vanguardia y máxima personalización del diseño: este es el universo de Zalf, la decoración de toda la casa y del ambiente de trabajo, resultado del verdadero Made in Italy.

Los materiales de alta calidad y el cuidado de los detalles son elementos necesarios en Zalf para que salgan de la planta productos que pasen los controles a varios niveles, poniendo la seguridad del usuario final como una prioridad fundamental.
Investigación proyectual e innovación.

Zalf desarrolla su cultura proyectual con el lenguaje de la innovación: nuevas ideas se convierten en productos capaces de integrarse en los ya existentes, ampliando así al máximo las posibilidades de personalización. El diseño original no sigue las modas y dura en el tiempo.

Tecnologías exclusivas y ecológicamente sostenibles.

Empresa certificada UNI ENI ISO 9001, Zalf está siempre atenta a la innovación industrial en el máximo respeto del medio ambiente: tecnologías de vanguardia garantizan mayores prestaciones del producto, como por ejemplo las colas poliuretánicas de extraordinarias propiedades adhesivas.

Acabados que reproducen la madera.

La investigación constante de materiales innovadores de carácter fuerte y de funcionalidad inmediata, ha llevado a la realización de los termoestructurados, acabados capaces de reproducir perfectamente las mejores maderas, tanto a la vista como al tacto.

Zalf: cultura de la investigación como historia creativa

La empresa Zalf ha nacido en 1974 de una estructura anterior y su nombre corresponde al acrónimo de las iniciales de los cuatro socios: Zavarise, Andreola, Lucchetta y Fanizzi. Pero después de poco tiempo la empresa se ha convertido en propiedad de los Lucchetta. En el momento de la adquisición la planta de Maser era una realidad de 3500 metros cuadrados en 10.000 metros cuadrados de terreno. Toda la línea productiva se ha reconstruido desde cero con un una gran inversión. Entre fines de los años ochenta y principios de la década siguiente, Zalf ha visto una expansión sustancial de las plantas productivas, alcanzando los 25.000 metros cuadrados de superficie cubierta.
Se han introducido las nuevas máquinas de control numérico que han permitido duplicar la producción diaria.

Nuestros números

  • 46
  • 100%
  • 25.000
  • 80+
  • 500+
Muebles y materiales que respetan el medio ambiente.

Zalf desde hace años idea y produce con la conciencia y el objetivo de preservar la gran “casa tierra”. Por lo tanto en el curso de los años ha reconocido la importancia de un diseño sostenible y transversal a los productos y a los sistemas productivos empresariales. El ecopanel, de bajísima emisión de formaldehído, está conforme con el reglamento “CARB Fase 2” que reduce drásticamente los límites máximos permitidos de emisión de formaldehído, con respecto a los estándares actuales. Las estructuras de los muebles están revestidas con hojas de melamina resistentes a las abrasiones y fáciles de limpiar.

Cero emisiones y 100% de embalajes reciclables

Zalf ha revolucionado el sistema de calentamiento de sus estructuras, reemplazando las calderas “antiguas” y tradicionales con los combustores de biomasas más actualizados que eliminan todas las emisiones causadas por las impurezas existentes. Además, la biomasa no cotribuye al efecto sierra. Todos los embalajes de Zalf (poliestireno, cartón y material termorretráctil) son reciclables al 100%.

Atención particular a la naturaleza y a las economías domésticas

Zalf presta mucha atención a las economías domésticas, por esto propone y sugiere una amplia gama de sistemas luminotécnicos con fuente luminosa de leds, que con respecto a las habituales lámparas de fluorescencia garantizan un ahorro energético hasta el 80% superior, tienen una duración de al menos 10 veces superior, no producen rayos ultravioletas y generan poquísimo calor.